Vender libros o esperar a que los compren

¿Vendes libros o esperas a que te los compren?

Una vez paseaba por un mercadillo de estos que llaman “medieval”. Digo que los llaman así porque al ver el puesto de las patatas fritas artesanas, uno se da cuenta de que no puede ser un mercadillo medieval por muy deliciosas que estén las patatas. Como sabemos, la patata nos vino de América y ese capítulo pertenece a la Edad Moderna, no a la Edad Media.

En fin, dejemos a un lado puntualizaciones históricas. En este artículo hablaré de vender, o mejor dicho, de la forma de vender para hacerte reflexionar sobre cómo vendes tus libros.

La diferencia entre vender realmente y no

En el mercadillo medieval, a grandes rasgos, se podían detectar dos tipos de vendedores: los que vendían realmente y los que se quedaban mirando si te animabas a comprar.

Tanto si el mercadillo era medieval como no, seguro que habéis pasado por esta situación.

Te acercas a un puesto a mirar qué hay, a priori sin intención de comprar. Ahora el vendedor, al otro lado del puesto, puede actuar de varias formas:

  1. Te saluda
  2. No te saluda

Si ni siquiera te saluda cuando te ve, ¿cómo va a crear cercanía y confianza para que le compres? ¿Será que detectan que no vas a comprar hagan lo que hagan?

En cualquier caso, llega la segunda fase:

  1. El vendedor te mira y se queda esperando a que tú des el primer paso haciéndole una pregunta sobre un producto, un precio, etc. Esto es a lo que llamo “esperar a que te compren”.
  2. Por el contrario, el vendedor aprovecha que estás ahí y comienza el proceso de venta. O te hablan de su producto estrella o si te han visto mirando algo concreto, te cuentan lo bueno que tiene, sus beneficios, qué soluciona, resuelven tus dudas, etc. Si pueden, hasta hacen una demostración de su funcionamiento o te dejan a ti mismo probarlo. A esto lo llamo “vender realmente”.

Con este último tipo de vendedor, no me refiero al que te agobia e insiste para que le compres. No, no hablamos de ese pesado, sino del que sabe vender y se pone manos a la obra cuando te ve delante de él, dejando al final en tus manos la elección de comprarle o no.

¿Cómo sé si estoy realmente vendiendo mis libros?

¿Te has parado a pensar si tú no haces lo mismo que esos vendedores con tus libros?

¿Cómo actúas de cara a tus potenciales lectores?

¿Te remangas y trabajas tu plan de marketing para vender tus libros? ¿O los sacas al mundo, ya sea en formato físico y/o digital, y esperas a que alguien los compre?

Clem Onojeghuo/Unsplash

En tu plan de marketing, una de las piezas debe ser el copywriting, esa escritura persuasiva o escritura para vender que atraiga a tus lectores. Y tendría que reflejarse en los textos de tu web de escritor y en los emails a tus suscriptores. Esos textos tendrían que estar escritos con el objetivo final de vender tus libros o de ganar más lectores.

Te invito a realizar el siguiente test para que reflexiones sobre tu forma de vender.

Señala las opciones con las que estés más de acuerdo.

  1. Mi libro se vende por sí solo sin que yo haga nada
  2. Le cuento al lector de qué le aportará leer mi libro.
  3. Las fotos de mi web y las portadas me parecen suficientemente atractivas para vender mis libros. Si acaso, añado una descripción o sinopsis breve.
  4. Mi web incluye testimonios o comentarios reales de otros lectores.
  5. Confío en que las portadas de mis libros son lo único que necesito para venderlos.
  6. Pienso que la gente no lee lo que está escrito en mi web de escritor.
  7. El «sobre mí» habla todo el rato de mí, de mí y de mis libros y no habla al lector.

¿Cómo ha ido? ¿Has ido identificando qué se acerca más al primer tipo de vendedor y qué, al segundo?

Cómo vender tus libros realmente gracias al copywriting

Dice que el refrán que una imagen vale más que mil palabras, sí, pero necesitas las palabras para mantener el interés de lo que han visto en la imagen o en la portada de tu libro.

Y aquí viene el copywriting en tu ayuda. Si no sabes de qué hablo con esa palabreja, lee el artículo Copywriting para escritores: qué es y por qué lo necesitas.

Si tu libro se vende por sí mismo, solo y sin ayuda, como churros, tal vez no deberías seguir leyendo, pero puede que no siempre será así.

Estos tres puntos clave de copywriting pueden ayudarte a mejorar los textos de tu web de escritor para que vendas realmente tus libros:

  1. Revisa si los textos están enfocados en tu lector ideal, en hablarle a él directamente, así no te quedarás sentado esperando a que él sea quien dé el primer paso (si es que lo hace y no se marcha antes).
  2. Observa si hablas de qué le aporta tu libro y si lo muestra de forma atractiva para que quiera leerlo.
  3. Resuelve las dudas o “pegas” que puedan surgir en el lector.

Y tú, ¿qué opinas de estas formas de vender? Si piensas que he dejado fuera a algún tipo de vendedor que se podría incluir, cuéntamelo en los comentarios. O, sencillamente, dime qué te parecen las patatas fritas artesanas de los mercados medievales.


¿Quieres conseguir de REGALO la Guía práctica de copywriting para escritores?

El copywriting es tu aliado en tu plan de marketing para la venta de tu libro o servicio relacionado con la escritura.

En esta guía encontrarás:

  • Breve introducción al copywriting
  • Aplica ya copywriting en tus textos
  • La búsqueda del lector ideal
  • Cuando hables de ti, no pienses en ti
  • Escribe una página de ventas para tu libro
  • 7 copy-ideas de email marketing

Deja un comentario