3 lugares para leer: ¿cuál es tu favorito?

¿Eres de los que prefieren leer en casa o en el parque? ¿O te gusta más de leer en la playa?

Estas preguntas no son de una encuesta para obtener una estadística, sino de resaltar que es importante elegir bien los lugares para leer y que nos ayuden a disfrutar más de la lectura.

A los que nos encanta leer, nos vale con tener un buen libro entre las manos, pero ¿de qué serviría si no podemos abrirlo y leerlo con tranquilidad?

Después del artículo sobre 6 ideas para sacar tiempo para leer, en este artículo vamos a hablar ya no del cuándo, sino del dónde.

He dividido los lugares para leer en tres categorías. ¿Cuál es la tuya?

  • En casa
  • Al aire libre
  • En recintos cerrados

Leer en casa

Es un clásico y, según libropatas.com, el lugar favorito de los españoles para leer. Yo también me apunto.

Ahora bien, dentro de casa también hay varios lugares para escoger ya sea en el sofá, en el sillón, en la cama, sentado a la mesa o en la bañera.

Para mí, ganan el sofá donde se puede leer tumbado (más cómodo) o sentado y la cama, aunque se corra el riesgo de dormirse, según la hora del día.

Leer al aire libre

Esta categoría abre muchas posibilidades y cuenta con el atractivo de disfrutar de la Naturaleza a la vez que de la lectura, así que puedes leer en el campo, en un parque, junto a la piscina o a la orilla del mar.

Leer al aire libre
«Espero que no venga ningún pájaro a dejarme un regalito en las páginas del libro».

Leer en el campo o en un parque

¿A quién no le gusta tumbarse sobre la hierba? Imagina si a eso, le sumas tener un libro contigo. ¡El gusto es doble!

¿Y qué haces si el césped del parque no se puede pisar? El plan B es sentarse en un banco y, entre árboles, gente paseando y niños jugando a la pelota, perderse en una aventura a través de las páginas de un libro.

Leer en la playa o en la piscina

Leer en la playa o en la piscina también son buenas opciones, aunque hay que tener cuidado. Nadie quiere que las páginas se llenen de arena o que las salpiquen con las gotas de agua de ese que se ha lanzado en bomba o que nada chapoteando.

Leer en recintos cerrados

Al igual que en la categoría anterior, también hay varias posibilidades si prefieres leer con un techo sobre tu cabeza. Obviamente, se excluye el techo de tu casa.

Leer y comer

Puede ser mientras comes o picas algo en una cafetería o en un bar. De hecho, hay establecimientos que tienen libros para que cojas uno para leer mientras estás allí.

O si te toca comer en el trabajo, otro lugar es el comedor de la oficina. En cualquier caso, comer solo no es un problema si te acompaña un libro interesante.

Leer en la biblioteca

Por supuesto, también puedes leer en la biblioteca. Allí estarás tranquilo y en silencio (si la gente lo respeta, claro) y si no te gusta lo que lees, tienes la posibilidad de levantarte y cambiar de libro.

Leer y esperar

Otra posibilidad es leer en una sala de espera o en una cola mientras esperas ya que estos también son lugares en los que puedes sacar un libro y hacer que el tiempo pase más deprisa para ti.

Leer y viajar

Por último, un medio de transporte es otro lugar ideal. Da igual que sea en barco, avión, tren, autobús o metro, aunque ten cuidado si el movimiento y el fijar la vista en las letras te provoca mareos. Si ese es tu caso, mejor escoge un audiolibro.

Y hasta aquí los 3 lugares para leer.

¿Cuál es tu lugar favorito para leer? ¿Tienes alguno que no se haya nombrado en este artículo? Cuéntamelo en los comentarios.

Imagen de portada: Toa Heftiba en Unsplash. Imagen del artículo: Alex Blăjan en Unsplash.


¿Quieres formar parte de mi club de lectores y disfrutar de sus ventajas?

Club de lectores
Slider

2 comentarios en «3 lugares para leer: ¿cuál es tu favorito?»

  1. Hola, soy una entusiasta de la lectura,me encanta, es mi peor o mejor vicio. Mi lugar preferido es leer en la cama, allí puedo relajarme y nadie me molesta.

    Responder
    • ¡Hola! Gracias por comentar y contarnos cuál es tu lugar favorito para leer. Ese también es uno de los míos 😉

Deja un comentario